Crea collages para decorar tu pared

¿Es importante la impresión digital para mi empresa?
14 mayo, 2018
Las diferentes nomenclaturas de las marcas: logotipo, imagotipo, isotipo, isologo.
28 mayo, 2018

Las paredes son el mejor lienzo para mostrar nuestra personalidad. En ella podemos colgar cuadros, fotografías, etc. Una apuesta segura para que la pared sea acogedora y tenga un poco de nosotros es el collage de fotos. Una manera sencilla y rompedora con la que seguro que dejas boquiabiertas a tus visitas.

¿Qué es un collage?

El collage es una técnica artística que consiste en acoplar diferentes elementos artísticos en una unificación. Su origen reside en la pintura, pero se puede aplicar a otras disciplinas como la música, el cine o la literatura. Hoy en día comúnmente se conoce por su uso en la fotografía, sobre todo para hacer ilustraciones. Pero para decorar la pared utilizaremos el collage de impresos diseñados o fotografías propias.

Pueden colocarse de manera suelta, una encima de otra, creando un mayor movimiento y originalidad en la pared. Eso sí,  las imágenes puestas en la pared deben tener coherencia para que no sea caótico. También puede crearse un mosaico de fotos con cuadros similares, o diferentes para ser más originales, lienzos, ilustraciones, etc. Si el conjunto de elementos diferentes tiene cohesión entre sí, puede crear una combinación agradable.

Colgar tus fotos o ilustraciones en forma de mosaico o collage es una manera de crear una atractiva atmósfera en la habitación. En los espacios muy grandes queda estupendamente, ya que genera un ambiente muy acogedor y original. Desde luego que no dejará indiferente a nadie que visite dicha habitación, ya sea un salón, una sala de espera, una oficina, etc. De esta forma, la pared se llena de decoración sin resultar sobrecargada.

Gracias al collage transmitimos cierta coherencia. No son imágenes o ilustraciones puestas al azar, sino que cada pieza de la composición tiene un sentido en cada lugar donde se coloca. Pueden contar una historia o tener una temática. Si las fotografías o ilustraciones son aleatorias, la cohesión puede llevarse a través de los marcos o de la posición de cada uno.

Cómo hacer un collage

Si te ha gustado la idea de decorar tu pared con collages y te parece muy difícil, no te quedes atrás. A continuación te explicaremos como hacerlos. No es nada difícil, simplemente hace falta un poco de intuición y seguir estos consejos.

Si pretendes colocar fotografías o ilustraciones en la pared es porque te gustan, por lo tanto no será difícil trabajar con ellas, porque trabajar con aquello que nos agrada, no es trabajar. Si no tenemos ilustraciones que nos gusten o no queremos tocar las que ya tenemos, podemos partir de una fotografía. Estas se pueden decorar con palabras escritas por nosotros mismos. Combinar fotografías impresas con toques personales es una idea fantástica.

Para ello tenemos que contar con una pared con espacio. Si es monocolor mejor, ya que así el collage destacará sobre la pared y no al revés, ya que si no quedaría muy recargado. Los tonos claros y fríos para la pared son los mejores para coloras collages y mosaicos. Así, le damos color a la pared, pero en un único sitio. De esta manera queda mucho más sofisticado.

El fin del collage es recubrir la pared proporcionadamente con los elementos de la habitación. En muchas ocasiones, los collages impresos se combinan con espejos para dar un toque distinto y rompedor.

Otra manera de crear dinamismo en la pared es variar el tamaño y la posición de las impresiones. Es decir, no es necesario crear una composición simétrica con todos tamaños iguales, dejando la misma separación en cada impresión. Una combinación irregular genera cierta ligereza en la pared. Llama más la atención al ojo. Combinar impresiones con diferentes tamaños y, por lo tanto, con posiciones diferentes es una idea genial para decorar la pared.

Pero sobre todo, lo más importante para crear el collage con las ilustraciones, fotografías o impresiones es el espacio que tenemos en la pared. Cuanto más espacio en blanco haya en la pared para poder añadir decoración, más impresiones podremos colocar. Aunque como dice la ley del diseño «menos siempre es más». Por lo tanto, aunque hay amucha pared libre, será recomendable no excedernos y ocupar la superficie necesaria.

Elegir bien el lugar donde se va a situar el collage es imprescindible. La luz de la habitación es importante tenerla en cuenta, porque cuanto mejor esté iluminado el espacio mejor se verá el collage y, ya que hemos trabajado en crear un collage bonito, es preferible que se vea bien y no quede en la oscuridad. En el caso que se utilicen impresiones oscuras y no haya una buena iluminación, se pueden buscar soluciones alternativas para que el collage tenga el protagonismo que merece. Por ejemplo, incluir en el mismo collage una pequeña lámpara que se sintetice con su alrededor.

Si después de este post te quedas con ganas de rellenar un hueco de la pared con collage, solo tienes que contactar con nosotros para conseguir las mejores impresiones. Trabajamos con profesionales de la imprenta que harán de tu collage la estrella de la habitación.