Las tipografías más empleadas en diseño gráfico

La importancia de la legibilidad
2 abril, 2018
Por qué deberías hacer un manual corporativo
16 abril, 2018

Aunque para muchos no pueda tener importancia, lo cierto es que la tipografía es fundamental para poder realizar un buen diseño. Tanto es así, que incluso se puede correr el riesgo de elegir la letra incorrecta y estropear todo el diseño.

No es fácil acertar siempre con la tipografía o elegir la adecuada para cada momento. Para diseños sencillos, podemos encontrar incluso con tipografías estándar, recomendadas y prohibidas.

La tipografía sirve como apoyo creativo tanto a los diseños offline como a las páginas web. Y a su vez, es la encargada de lograr conseguir el éxito en la creación de la identidad de la marca. Es decir, la tipografía es un elemento fundamental. Será necesario conocer las tipografías más empleadas en publicidad y escogerla cuidadosamente.

Además, debemos tener en cuenta que las más simples serán las más legibles. Y no tenemos que olvidar que en la simpleza está la belleza.

Las tipografías empleadas en publicidad se caracterizan por su sencillez

La Helvética es una de las tipografías más empleadas en publicidad, y podemos decir que prácticamente es la más conocida en todo el mundo. Fue creada en 1957 por Max Miedinger y Edouard Hoffmann para la fundición de tipografías. Además, en los años 60 y 70 fue muy popular.

Una de las características principales de esta tipografía es que es muy versátil en el mundo del diseño, porque es legible, simple y clara. Por este motivo, se emplea tanto para crear identidades corporativas como en titulares, pero también se utiliza para realizar todo tipo de diseños.

Adrian Frutiger se encargó de crear en 1988 dos tipografías muy similares entre sí: Avenir y Univers. Avenir es tipografía sin serifa clásica, mientras que Univers es una de las tipografías con más éxito que se han diseñado en la segunda mitad del siglo XX. Es una de las más empleadas en publicidad y en los medios de comunicación, porque es clara, sencilla y legible, por lo que permite configurarla de diversas maneras.

Quizá la tipografía más famosa y la número uno empleada en el siglo XX es la Futura. Esta tipografía cuenta con una amplia gama de diversos cuerpos que se componen desde las formas más finas hasta las más gruesas. Fue diseñada por Paul Renner en 1925 y tuvo influencia de Bauhaus. Hablamos de una de las tipografías más elegantes que se pueden encontrar hoy en día, por eso es perfecta para realizar cualquier tipo de publicidad y para usarla en carteles, revistas y libros.

Aunque normalmente las tipografías que se usan en diseño no llevan serifa (san serif), Bodoni es una tipografía con serifa diseñada por Giambattista Bodoni en 1798 y su creación fue el resultado de la evolución de la tipografía romana. Se caracteriza por la fusión entre líneas finas y gruesas. Y, hoy en día, además de emplearse en publicidad y diseño, este tipo de tipografía se emplea mucho en prensa.

Las tipografías provienen de diversas familias

Como podemos comprobar, el mundo del a tipografía es muy amplio. No sólo encontramos infinitud de tipografías, si no que cada una de ellas pertenecen a una familia u otra dependiendo de su composición.

Es decir, según sus acabados, sus serifas o el tipo de redondez que tienen, pertenecerán a una familia determinada. Las familias más comunes de tipografía son las que se encuentran dentro de las tipografías industriales del siglo XX: egipcios, sans serif y humanistas. Veamos en qué consisten cada una de ellas.

Las tipografías que pertenecen a la clasificación de egipcios se caracterizan por tener grandes remates. También se denominan tipografías mecanas, y exageran la serifa de las modernas para producir un aspecto impactante. Fueron creadas a principios del siglo XIX y el nombre viene por la campaña napoleónica que se produjo en este país.

Por otro lado, las san serif son aquellas tipografías de palo seco que no presentan ningún tipo de remate o serifa. La serifa son los pequeños adornos que se ubican en los extremos de las líneas de los caracteres tipográficos. Es decir, son las pequeñas terminaciones que aparecen al final de cada letra en tipografías como Times New Roman.

Las tipografías que pertenecen a la vertiente humanista se caracterizan por volver a las formas del Renacimiento. Por tanto, estas tipografías se caracterizarán por tener un trazo modulado, un eje humanista, terminaciones similares al estilo de la pluma y grandes aperturas.

Aunque estas son las más conocidas, podemos encontrar otro tipo de clasificación de tipografía:

  • Góticos o fraktur
  • Humanísticos o venecianos: de los siglos XV y XVI, en el que encontramos otra subdivisión como los primeros tipos venecianos, el modelo francés del siglo VI y la clasificación de Proctor y Haebler.
  • Barrocos del siglo XVII
  • Neoclásicos del S. XVIII
  • De transición
  • Modernos o románticos

Cada tipografía es un mundo, y cada una cuenta con unas características diversas que las hacen especiales, aunque sean detalles mínimos. Pero, sea como sea, no cabe duda de que las tipografías son las encargadas de aportar personalidad a cualquier diseño.

En Ferysu contamos con expertos del diseño encargados de escoger la tipografía que más se adapte a tus necesidades, para crear un elemento que siga las proporciones adecuadas entre los grafismos y las tipografías.