Diseño técnico y gráfico: arte final

La cartelería: una práctica fundamental de cara a las rebajas
14 enero, 2019
Nociones básicas sobre tipografía: aspectos que debes conocer
4 febrero, 2019
Impresion diseño final

Hacer un trabajo resulta complicado para estudiantes y para los que no lo son. La falta de tiempo es uno de los lastres más importantes a la hora de realizar un trabajo. Sin embargo, todos intentamos que la presentación quede perfecta después del tiempo invertido en el trabajo; por eso, desde Ferysu, te damos algunos consejos para que la maquetación quede tal y como deseas sin posibles descuadres en la impresión.

El arte final

Para llevar a cabo una buena impresión, debemos familiarizarnos con algunos conceptos cono el arte final. Conocemos por este término el archivo que el impresor reproducirá en la imprenta, pudiendo llegar a hacer tantas copias como se estime oportuno. Esta es la razón por la que el documento original que se envía a las imprentas debe tener una buena calidad.

Algunas recomendaciones a seguir

Como expertos en impresiones de todo tipo, te damos algunos pequeños consejos que siguiéndolos te ayudarán a obtener ese buen resultado en tu trabajo del que venimos hablando en este artículo.

  • Trabaja con programas originales: es importante que a la hora de realizar tu trabajo utilices ciertas plataformas informáticas que te ayuden a conseguir resultados óptimos. Algunas de estas plataformas pertenecen al pack de adobe, como Illustrator, Photoshop o InDesign – entre otros-. Estos son algunos de los programas que aportan esa calidad que estamos buscando gracias a diversas características técnicas que presentan.

Sin embargo, los diversos programas, y a la vez los más conocidos, como Excel, Word o Microsoft Power Point, no arrojarán esos pequeños matices que hagan de tu arte, un arte final de calidad.

Entre unos programas y otros, de la mejor calidad a la peor, siempre hay un término medio. Hablamos de programas de edición semiprofesionales como Corel Draw. Siempre se recomienda que al utilizar estos programas se envíen en formato PDF para que no sufran alteraciones en la maquetación.

  • Vectoriza tu arte final: es simple, una vez que tu trabajo esté realizado, debes trasladarlos a programas de adobe como Illustrator, InDesign o Corel. Esto es así porque estos programas trabajan siempre con vectores. La importancia de trasladarlos a estos otros formatos radica en la impresión con tintas.

Si se utilizan de una a tres tintas realizaremos este proceso que acabamos de describir. Sin embargo, si se utilizan más tintas, como es el caso de las fotografías, es recomendable que utilices programas como Photoshop para guardar tu arte final en una alta resolución, unos 300 puntos por pulgada (ppp).

  • Escoge bien los colores a utilizar en tu trabajo: existen dos formas de trabajar con colores: Pantone (tintas planas) o CMYK (selección de color). Si tu trabajo se realiza únicamente con tres tintas, podrás optar por la vía Pantone, mientras que si utiliza más tintas te recomendamos que utilices el método CMYK.
  • Define la sangre: se refiere, en artes gráficas, al pequeño margen que se debe dejar en los extremos del documento para poder manipular el trabajo. Este deberá tener un ancho, como mínimo, de tres milímetros. Además, le otorga buena presencia al mismo, haciéndolo más atractivo

  • Envía todos los archivos que hayas utilizado: es recomendable que nos hagas llegar, junto al arte final, todas las fotografías o documentos que hayas utilizado para la realización del mismo. Esto es así por si acaso falla la disposición en el documento final o algún elemento de la composición. De esta manera, existe un mayor margen de maniobra en cuanto a poder solucionar problemas que surjan en el desarrollo de la impresión.
  • Envíanos tu documento en PDF: el arte final es recomendable entregarse mediante PDF. Esto es así porque evita, en un alto porcentaje, que se produzcan movimientos indebidos en la disposición del documento, o fallo en cuanto a la colocación de imágenes u otros problemas que puedan surgir.
  • Utiliza una buena tipografía: la buena disposición en el uso de las palabras facilitará la legibilidad óptima, con lo que se percibirá de una forma más atractiva el trabajo que se desarrolla y la plasmación del arte final con buenos resultados.

Diseño gráfico

Estas son algunas recomendaciones en el aspecto técnico de la impresión. Otro tema sería la parte que se encarga del diseño gráfico del arte final. Este tipo de diseño corre a cargo de la persona que lo realiza. Pone en valor su creatividad y ayuda a hacer el trabajo más atractivo para los demás.

Siguiendo estos pequeños consejos, y poniéndote en manos expertas como las nuestras en impresiones de calidad, conseguirás obtener el resultado deseado y podrás explotar al máximo las facultades de tu trabajo, llegando a plasmar el tiempo invertido en un buen arte final. Nuestra especialidad es que te sientas orgulloso del trabajo que has desarrollado, por eso, te recomendamos que te pongas en nuestras manos si esperas resultados satisfactorios. ¡Nosotros te ayudamos!