Tipografía creativa, de edición y de escritura: ¿cuáles son las diferencias entre ellas?

Por qué es importante la jerarquía en el diseño
17 septiembre, 2018
Crear y diseñar entradas para eventos
1 octubre, 2018

Aunque hemos hablado en otras ocasiones sobre las tipografías, en esta ocasión vamos a hablar de dos modelos distintos: las tipografías creativas y las de edición. Ambas dos, aunque tienen diferencias entre sí, pueden actuar tanto de forma conjunta como de manera individual.

Según nuestros objetivos, optaremos por una u otra. Hoy en Ferysu te explicamos cuáles son las diferencias entre ambas.

Para entender estos dos modelos, debemos saber primero qué es la tipografía

Cuando hablamos de tipografía nos referimos a la composición y el diseño de los textos. Es decir, en conjunto, la tipografía relaciona las letras con las palabras y los textos. Podríamos decir que es uno de los puntos fundamentales de la comunicación visual.

Dentro de la tipografía podemos encontrar dos vertientes distintas que a lo largo de la historia han competido entre sí por intentar transmitir una idea o cuál es el elemento que prima a la hora de comunicar.

¿Qué es la tipografía de edición?

La tipografía de edición entiende que lo fundamental en cualquier composición son todos los elementos que priman la legibilidad. Es decir, la composición de los tipos como el interlineado, el tracking, las sangrías y los márgenes, los párrafos y cuerpos o la uniformidad de caracteres, entre otros.

Además de estos aspectos normativos, debemos tener en cuenta también tanto el soporte como el público objetivo al que va dirigido el producto final. Las diferencias, por ejemplo, entre el papel y la pantalla son abismales.

Por este motivo, las tipografías más legibles para aquellos soportes en papel serán las que cuenten con serifa (remates), mientras que para la pantalla serán más apropiadas las tipografías sanserif (sin remates) porque tendrán una mejor legibilidad.

Podemos decir que la tipografía de edición, tanto en pantalla como en soportes impresos, busca motivos fáciles de leer, que sean desapercibidos y que generen belleza. Es decir, su objetivo es buscar un buen color tipográfico, pero tanto el target como el soporte influirán en ella.

El color tipográfico en la tipografía de edición

Hablamos de color tipográfico cuando nos referimos a la densidad de tipografía que existe en una página, incluyendo los espacios en blanco. Es decir, la estructura de las palabras.

Para poder conocer el color tipográfico debemos ver el texto en todo su conjunto. Tanto los espacios en blanco, como el tracking, las sangrías o incluso si se han aplicado las mismas técnicas en el texto. Si se produce cualquier cambio, por mínimo que sea, visto en el conjunto puede alterar todo el color tipográfico del texto.

Debemos saber diferencias y entender también cuándo una obra es un texto como tal y cuándo se convierte en imagen.

La tipografía creativa: cuando las letras se emplean en publicidad

A diferencia de la tipografía de edición, la creativa considera que el texto comunica, además de lingüísticamente, como una imagen. Es decir, prioriza la forma visual que forma el texto en todo su conjunto.

 Por ello, en la tipografía creativa se consideran aspectos como las imágenes, la variedad en la composición, los contornos, las rupturas de líneas y los juegos de kerning e interlineados.

Es decir, la tipografía creativa busca tipos que impacten y a su vez que comuniquen un mensaje de forma clara.

Características de la tipografía de escritura

Hablamos de tipografías de escritura cuando nos referimos a todas aquellas que imiten el trazado de la escritura manual. No son muy recomendables para la edición ya que dificultan la lectura. Las dos características principales de esta familia tipográfica son los caracteres enlazados o sueltos y la imitación del trazado manual.

Podemos encontrar dos tipos: caligráficas o manuales. Las dos pueden imitar cualquiera de las variantes de caligrafías escritas.

También denominadas Escriptas, las tipografías de escritura tienen tres vertientes distintas:

  • Escriptas formales: más conocidas como caligráficas, su principal característica es tener trazados regulares simulando las cursivas, siguiendo pautas de alineaciones e inclinaciones.
  • Escriptas informales: denominadas escriptas personalizadas, se caracterizan por tener trazados más irregulares y parecen escritas con brocha.
  • Tipografía de escritura manual: en este tipo no se imitan otras formas, sino que existe un trazado libre de escritura. Los caracteres van sueltos, sin enlazar y en ocasiones es complicado diferenciar algunas tipografías de fantasía de las de escritura manual libre.

Como ves el mundo de la tipografía es muy extenso y complejo, pero todas ellas son fundamentales para poder transmitir nuestros mensajes.