Los errores más frecuentes a la hora de realizar folletos y catálogos

Diseño plano o flat design: ¿lo conoces?
22 enero, 2018
Felpudos personalizados: da la bienvenida con el mejor diseño
5 febrero, 2018

En publicidad, los dos elementos que más se emplean para que las empresas se den a conocer son los folletos y los catálogos. Son muy efectivos en las campañas publicitarias para mostrar qué productos o servicios ofrecen las empresas.

Pero, es muy importante prestar atención a la hora de realizarlos para no cometer ningún error. Elementos como la densidad de palabras que se emplean, como la ortografía, la gramática y el léxico son fundamentales para determinar si un catálogo o folleto está bien realizado o no.

Densidad del texto

La simplicidad en las palabras es fundamental para la publicidad. Los mensajes tienen que ser cuanto más cortos y concisos mejor. Es decir, debemos emplear frases breves y comprensibles en las que el mensaje se explique correctamente, con el menor texto posible.

Por este motivo, se debe evitar saturar el documento con demasiadas frases, porque pueden confundir al público al que van destinados. El mensaje tiene que ser lo más directo posible, para destacar el producto o servicio que ofrece la empresa.

Antes de realizar el diseño de imágenes, colores y tamaños, necesitamos saber qué información queremos transmitir y cuanto texto emplearemos para ello. El contenido, como ya hemos dicho, tiene que ser muy claro y fácil de leer, con frases cortas.

El título cobrará gran importancia, porque es el primer impacto visual que obtenemos del texto, por lo que tendrá que ser impactante para motivar a los lectores a querer leer más sobre la empresa o los productos y servicios que se ofrecen.

Además, todo el texto deberá ir acompañado de imágenes de calidad de los productos o servicios que tengamos. La calidad es fundamental para conseguir una impresión óptima. Como hemos comentado antes, no debemos saturar el folleto o el catálogo con demasiados elementos. Un diseño simple tendrá más impacto que uno con multitud de gráficos, dibujos e información.

La redacción es un elemento al que hay que prestarle especial atención

Aunque el texto que incluyamos sea breve y conciso, tenemos que tener muy en cuenta la ortografía  y la gramática. En Ferysu queremos que tus productos tengan la mejor calidad posible, por eso te explicamos a continuación qué debes tener en cuenta para que la publicidad de tu empresa sea lo más profesional posible:

  • Ortografía. Ten en cuenta que en España, a diferencia de otros países  de habla inglesa, los meses del año y la semana son en minúscula. Por lo tanto, sólo debemos emplear la mayúscula en ocasiones que ortográficamente lo requieran, como el inicio de una frase o la primera palabra tras un punto o puntos suspensivos. Si vas a incluir horas, recuerda que deberás escribirlas siempre con punto, no con coma.
  • Gramática. Cada día se incluyen más léxicos provenientes de la lengua inglesa. Por eso, es habitual ver publicaciones en las que algunas frases no presentan los artículos con el sujeto. Recuerda que en nuestro lenguaje, los sujetos deben ir siempre acompañados del artículo cuando lo requieran. Además, hay que prestar también especial atención en el uso de los plurales y las concordancias de los verbos. Podrá parecer una tontería, pero una frase deja de cobrar sentido cuando esto no se realiza correctamente.

 

 

  • Importancia del léxico. Como ya hemos comentado, los anglicismos suelen ser muy habituales en nuestro lenguaje, y sobre todo, en la publicidad. No todas las palabras que proceden de la lengua inglesa están reconocidas por la RAE. Por tanto, si quieres incluir una palabra que provenga de este lenguaje, es importante que te asegures de que esté reconocido. Para ello, puedes realizar una consulta en Internet para comprobarlo. De esta manera, aseguras que tu publicación no contenga ningún error.

Otros consejos a tener en cuenta

Además de tener en cuenta el texto, una muy buena opción para realizar los catálogos o folletos es realizar un plan estratégico en el que definas cómo van a ser utilizados y a qué público van a ir dirigidos. Dependiendo de esto, seleccionaremos el diseño, la tipografía, las medidas que compondrán nuestro folleto o catálogo.

Dependiendo del objetivo, tendremos que escoger un formato u otro, así como la textura del acabado final. Una buena idea es escoger los colores corporativos de la marca, pero no saturarlo con demasiados colores.

Por otro lado, si decides escoger un papel que no sea tan fino, evitaremos que se arrugue y conseguiremos un acabado profesional y de calidad.

Recuerda, es importante revisar cada uno de los elementos que incorporamos en nuestros productos publicitarios. Una vez que hemos dado por válidas todas las correcciones, es hora de llevarlo a la imprenta y hacer el pedido con la cantidad de producto que queremos. Contacta con nosotros o ven a visitarnos para saber más acerca de los pedidos que puedes realizar. ¡Te atenderemos encantados!