Reglas para lograr una gran composición

Para crear un buen diseño, no basta con combinar los tres primeros tipos de letra que quedan bien y los primeros colores que llamen la atención, sino que hay que utilizar ciertas reglas de composición gráfica.

En Ferysu tenemos en cuenta estas reglas a la hora de realizar cualquier diseño.

El diseño gráfico, como cualquier disciplina, se ciñe a unas reglas estrictas que siempre hay que tener en cuenta para ejecutar un trabajo equilibrado, sin equilibrio el trabajo será débil e ineficaz.

Aquí reside la principal diferencia entre el diseño y el arte.

El diseño tiene un objetivo claro y para conseguirlo necesita del seguimiento de unas reglas de composición.

A continuación vamos a ver cuáles son los principios básicos a tener en cuenta:

Gestión del espacio y  enfoque adecuado

La distribución y del espacio te permitirán dirigir la atención del espectador hacia donde te interese, equilibrando los espacios blancos y los elementos.

Para ello, es necesario conocer el punto focal.

¿Y qué es el punto focal?

Un elemento destacado, en tamaño o brillo, que llama la atención. Es importante pensar en él dependiendo del mensaje que quieras transmitir.

Cuando varios elementos están cerca unos de otros, se convierten en una unidad visual, en lugar de una yuxtaposición de elementos separados.

Esto ayuda a organizar mejor la información, disminuye la posible confusión y ofrece al público una visión más clara.

Crea una jerarquía visual

Crear una jerarquía significa dar el peso adecuado a cada elemento gráfico.

Pueden ser: dominante cuando está en primer plano; subdominante cuando es secundario; subordinado cuando está en segundo plano.

Es importante que haya elementos grandes y pequeños, ya que el ojo humano otorga una importancia a cada elemento, en función del tamaño.

Nada debe colocarse al azar y cada uno debe tener relación visual con el resto, de esta forma conseguiremos un diseño más limpio y refinado.

Crear contraste

Al realizar la composición es importante crear contraste, es decir diferenciar los elementos claramente entre sí y destacar los más importantes.

Usándolo no solo dirigirás la atención del receptor hacia donde desees, sino organizar la información, establecer jerarquía,  guiar al lector por la página y crear un foco de atención.

Respetar el espacio en blanco

El espacio blanco es un elemento activo de la composición, que influye en el equilibrio, la armonía visual y la percepción del receptor en relación al punto focal.

El espacio en blanco alrededor de los elementos crea jerarquías y organiza el diseño, ya que nuestro cerebro asocia de forma natural un amplio espacio blanco alrededor de un elemento con la importancia y el lujo.

Saber utilizarlo es muy importante.

Equilibrio y tensión

El equilibrio, como el resto de reglas de composición, es necesario respetarlas.

Pero en ocasiones romperlo con un elemento nuevo, hará la composición menos predecible y banal.

Es importante recordar que cada elemento tiene su peso e importancia y para ello se puede jugar con el color, tamaño o textura.

Sino, te planteo lo siguiente:

¿Alguna vez amueblarías una habitación poniendo todos los muebles en una esquina?

La elección del tipo de letra

La elección del tipo de letra determinará en gran medida la percepción del diseño, pues esta representa una identidad personal y subjetiva. Por ello no es recomendable utilizar más de dos o como máximo tres tipos de letra.

De entre los miles de tipos disponibles, sólo a ti te corresponderá elegir el más adecuado, sin tapar o arruinar el resto del contenido gráfico.

Colocar las imágenes de forma funcional

La imagen ayuda a la comprensión, la usabilidad y la legibilidad de su diseño, y la forma de colocarla afecta a la forma en que se percibe la página.

Por eso antes de comenzar, es importante tener claro el mensaje que quieres comunicar.

Simplifica el diseño

Como se oye a menudo en diversos contextos, menos es más.

Traducido a reglas de diseño, significa eliminar lo superfluo y utilizar el número de fuentes y colores con moderación.

Recuerda seguir estos 3 consejos prácticos:

  • limita el número de imágenes, fuentes y colores a utilizar
  • evita adornos innecesarios en el diseño
  • agrupa elementos similares (homogeneidad)

Una vez que hayas asimilado estas reglas, fúndelas con tu creatividad y deja que salga tu estilo sin miedo.

Aplicar las reglas básicas del diseño gráfico es importante para comunicar mejor tus ideas creativas y producir obras gráficas eficaces.

Hemos visto que las reglas son importantes, pero recuerda también que están hechas para romperse.

Tarjetas, folletos...

FERYSU

DIGITAL

IMPRESIÓN

Ponte en contacto con nosotros

CONTACTA AHORA
Ir arriba
Call Now Button