Rediseño del logotipo

Tipografías
Tipografías: Qué son y tipos
13 mayo, 2020

El diseño de imagen corporativa de las marcas al igual que las empresas van cambiando con el tiempo adaptándose al momento en el que viven, las tendencias y las necesidades demandadas por los clientes.

En general se tiene una alta valoración por lo nuevo y por lo tanto se tiende a valorar muy positivamente la novedad equiparándola con el concepto de calidad y renovación.

¿Lo nuevo siempre es igual a mejor?

El progreso, por lo general, lleva a la revisión, la evolución y por tanto a la mejora. Esto es cierto a nivel social y tecnológico, pero a nivel corporativo no siempre las decisiones tomadas desde la gerencia sobre la revisión de la imagen corporativa son acertadas.

Pero cuando las novedades influyen en el diseño de imagen corporativa de nuestra marca, corremos varios riesgos. El primero es perder la identidad por la cual se nos reconoce. El segundo es entrar en un bucle infinito perseguidos por las últimas tendencias que van cambiando cada vez más rápido.

Tendencias

Al igual que la moda, los logos también van cambiando de tendencias según la época.

Actualmente, los logos responsive son una de las nuevas tendencias en branding en las grandes marcas, también los logos cada vez tienden a ser más minimalistas y de formas geométricas.

La llegada de diferentes dispositivos ha provocado que sea cada vez más necesario que los logos se adapten a cualquier pantalla, sea del tamaño que sea.

Seguir las tendencias, en un primer momento, nos permite ofrecer una imagen a la vanguardia durante un periodo de tiempo. Pero también conlleva el riesgo de llevar nuestra marca a un aspecto caduco a medio plazo por seguir líneas demasiado transgresoras.

Por lo tanto, la imagen de una compañía estable no debería estar anclada a la loca carrera de la búsqueda constante de las últimas tendencias.

¿Cuándo es el momento para actualizar el logotipo de una marca?

El mundo empresarial se encuentra en un cambio evolutivo constante. Los negocios tienen que adaptarse a la evolución tecnológica y las nuevas demandas del mercado para subsistir. Si consideramos que no cumple con los mínimos exigibles en cuanto a legibilidad e identificación es el momento de plantearse un cambio.

Es necesario identificar lo que tu empresa está cambiando sobre la marca actual y cómo tus objetivos, valores y principios se incorporarán en una nueva. Saber exactamente lo que se quiere transmitir le dará forma a tu estrategia de marca.

  • Tus 5 mayores competidores tienen mejores logos que el tuyo.
  • Tu marca ha dejado de representar los valores esenciales de la empresa.
  • Tu logo quedaba muy bien cuando en recursos impresos, ¿pero queda igual de bien en un Smartphone?
  • El estilo de tu logo es demasiado complejo, apuesta por la simplicidad
  • En el momento que lo creaste no tenías muchos recursos, pero ahora puedes invertir

Pasos a seguir

Estar acorde a las tendencias del momento no significa cambiar cada dos por tres los símbolos de identidad básicos (colores, logotipo, iconografía…). No conviene modificarlos para conservar la identidad y el reconocimiento de tu público. Si el negocio es estable y con reputación lo mejor será olvidarnos de cambios drásticos.

Piensa en tu empresa:

  • Qué es y qué hace tu empresa. Qué palabra usarías para describirla
  • A quién brinda servicios, podría cambiar tu target a medio o largo plazo.
  • Quiénes son la competencia. Destaca
  • Por qué tu empresa usa esos colores y tipografías. Representar los valores.

Las tendencias del momento:

  • Accesible
  • Tipografía fácil de leer.
  • No utilices más de 3 colores.
  • Evita los efectos degradados y sombreados. Lo más limpia y simple posible.