encuadernación

Los tipos de encuadernación

La encuadernación de libros es el proceso que consiste en unir cosiendo o pegando hojas de papel para mantenerlas unidas con la fabricación de una tapa blanda o dura, para conseguir consistencia y mejorar la conservación de un libro. Desde Ferysu queremos explicarte los tipos de encuadernación de libros que existen y cómo varían en función del objetivo que puede ser desde un simple grapado, hasta verdaderas obras de arte dependiendo de la técnica de encuadernación que se vaya a utilizar.

Encuadernación de libros en tapa dura “Cartoné”

Con la encuadernación en tapa dura o cartoné las hojas que conforman la tripa del libro se cubren con una tapa de cartón rígido de 2 o 3 mm de grosor. Este cartón se forra con un papel o una tela sobre la que se imprime el título y el diseño de la cubierta cuya técnica mejora la apariencia, solidez y resistencia de este libro.

Es una técnica de alto coste para el cliente porque utiliza un mayor número de materiales y su proceso de manipulación manual es más complejo y elaborado. Los libros en tapa dura se componen de la tapa de cartón, las guardas y la barriga del libro que son las páginas interiores que van cosidas o encoladas.

Se utilizan los dos nombres para referirse a este tipo de encuadernación “de tapa dura” o “cartoné” y se utiliza para preservar y encuadernar libros de alto valor emocional o de coleccionista. Sin embargo, se puede utilizar para encuadernar todo tipo de libros aunque es más costoso.

Encuadernación de libros en tapa blanda cosida o rústica

Este tipo de encuadernación es el más utilizado y consiste en emplear una cartulina gruesa para la portada, el lomo y la contraportada, que se pega con cola a las hojas del libro por la zona del lomo. Las hojas del libro se agrupan en cuadernillos de 16 páginas aproximadamente que van cosidos entre sí con hilo vegetal y que, se pegan a la tapa posteriormente. Esta técnica se conoce popularmente como “encuadernación de tapas blandas”. En esta técnica de encuadernación el libro, no se tapa con materiales muy resistentes sino que en lugar de eso se tapan con papel, es un encuadernado muy común que se ha utilizado siempre y es el más económico que se realiza. Pero su utilización depende del objetivo de la encuadernación si es para venta, para colección o para tener el libro en casa.

Encuadernación de libros en tapa blanda encolada

También se le llama rústica fresada. Este tipo de encuadernación es parecido a la anterior pero en este caso las hojas del libro se cortan y se pegan directamente a la tapa que es blanda. Este tipo de encuadernación se utiliza normalmente para los libros de impresión digital como revistas y su coste es más bajo pero su demanda está creciendo progresivamente entre los clientes que realizan pedido online.

Encuadernación con grapas

En esta técnica de encuadernación, las hojas se doblan por la mitad formando un único cuadernillo de dípticos que se grapa en el centro del pliegue, a caballete con una o dos grapas para encuadernar revistas, cómics de forma económica. El número de páginas que se grapa varía en función del papel. Aunque lo más habitual es que estas publicaciones tengan entre 2 y 9 hojas grapadas. No obstante, actualmente se pueden encuadernar catálogos grapados de 48, 64 o más páginas.

Técnica de encuadernación en wire-o o espiral doble

Es un método de encuadernación que consiste en perforar una línea de agujeros en el lado del lomo y pasar una espiral de alambre o plástico por los orificios para que las hojas queden sujetas. A menudo se reemplaza por un sistema industrial de doble espiral  o encuadernación en wire-o, que resulta sencillo de colocar en la imprenta y por lo tanto, más económico para el cliente final.

La tapa de las publicaciones encuadernadas en espiral puede ser de cartulina o de cartón forrado en papel, para que la publicación gane consistencia y dureza. Este tipo de encuadernación resulta adecuado y útil para libretas, catálogos de productos o manuales de trabajo que buscamos que se queden abiertos encima de una mesa y que se puedan abatir para facilitar su uso mientras lo usamos.

Este sistema de encuadernación de imprenta, es muy útil aunque es menos estético y por eso quizá se utiliza menos o es menos frecuente, pero a la hora de permitir que el libro quede abierto, es mucho más práctico y cómodo.

Técnica de encuadernación encolada y cosida

Para encuadernaciones más sólidas se suele optar por coser las páginas o por encularlas. Esta técnica se realiza sobre el dorso del taco de hojas y se unen de un modo u otro a la cubierta exterior del libro o publicación que vayamos a encuadernar con esta técnica.

Es importante remarcar que existen dos técnicas para coser las páginas que son el cosido simple y el cosido lateral. En la técnica de encuadernación de cosido simple se cose a lo largo y en vertical, el lomo de las hojas y la cubierta del libro con una costura para mantener las hojas unidas.

En Ferysu somos especialistas en encuadernación, ofrecemos servicios de encuadernación profesionales en Zaragoza. Quedamos a tu servicio para materializar tus proyectos.

Ir arriba