Imprenta online física u online

Imprenta física u online: ¿Cuál elegir?

En el mundo digital de hoy, casi todo lo que hacemos, la información que almacenamos y compartimos, e incluso la comunicación con los clientes, se hace en línea. Hay muchas empresas que trabajan a distancia y la mayoría de sus tareas se realizan lejos de los ojos de los clientes. Aunque lo hacemos casi todo a través de Internet, a veces seguimos teniendo material físico.

Sin embargo, en estos tiempos tan ajetreados, no siempre tenemos tiempo para ir a imprimir todo lo que queremos. Por ello, la mayoría de las empresas buscan hoy en día soluciones permanentes que les permitan utilizar las ventajas del mundo digital.

En este artículo, vamos a hablar de las diferencias entre una imprenta online y una física, y cómo elegir entre ambas. Sigue leyendo si quieres saber si por fin ha llegado el momento de olvidarte de ir a la tienda a por una copia física de los documentos, o si ese momento aún no ha llegado.

¿Por qué elegir una imprenta online respecto a la imprenta física?

1. Servicios más rápidos

La razón número uno por la que mucha gente elige estos servicios es que son más rápidos. No tendrás que molestarte en ir físicamente a una imprenta, puedes enviar tus archivos y tus requisitos online y las cosas se harán mucho más rápido.

Ten en cuenta que también podrás hacer cambios de última hora y podrás hacer una revisión detallada para ver si necesitas cambiar o actualizar algo. Recuerda que al eliminar el tiempo de transporte, y el hecho de que en las tiendas físicas no se suelen poder hacer cambios repentinos, conseguirás que las cosas se hagan más rápido y más fácilmente.

2. Presupuesto ajustado

Ahora hablemos del presupuesto que todos tenemos. No queremos gastar demasiado dinero en la impresión y, además, preferimos tener un presupuesto antes de decidirnos por la imprenta con la que vamos a contar.

A diferencia de las tiendas físicas, cuando se trata de impresión online, puedes ver cuánto cuesta todo en su página web, y puedes obtener el presupuesto allí mismo.  No tendrás que desplazarte de un sitio a otro para saber cuánto va a costar todo y eso te ahorrará tiempo adicional.

De este modo, siempre puedes comparar los precios y elegir la opción más adecuada para ti. En cualquier caso, cuando haces las cosas por Internet, todo el proceso va a costar mucho menos y ahorrarás dinero a largo plazo.

3. Una gran variedad de opciones

Probablemente la principal razón por la que mucha gente se decanta por la opción online es que normalmente tienes una gran variedad de opciones entre las que puedes elegir. Aunque la mayoría de las tiendas físicas también ofrecen eso, es diferente cuando tienes tiempo para pensar lo que necesitas y hacer tu elección sin estar apurado.

Cuando te sientas detrás de tu escritorio y te das tiempo para elegir el ejemplar adecuado para ti, al final tomarás la mejor decisión al considerar cada opción.

Además, en las webs de las imprentas online te informan sobre las opciones que tienes a la hora de elegir el formato adecuado para tus documentos.

4. Menor calidad

A veces, puede considerarse que un aspecto negativo es que las copias impresas pueden ser de menor calidad, pero esto no tiene por qué ser así.

Sí es cierto que cuando quieres imprimir elementos multimedia como imágenes, pueden perder calidad si las envías a través de diferentes plataformas y el resultado final puede ser peor de lo esperado. Por ese motivo, es importante que sigas siempre las instrucciones de envío de la imprenta, de manera que los archivos pierdan la menor calidad posible.Dependiendo de los archivos, decide si quieres optar por un servicio online, o si es mejor ir a la tienda física.

5. Puede ser más caro para grandes volúmenes

Aunque hemos mencionado que todo el proceso es menos costoso en comparación con las tiendas físicas, debes saber que todo depende de la cantidad de artículos que necesites imprimir.

Los usuarios dicen que si necesitas obtener grandes volúmenes de copias, la imprenta online puede costarte más que cuando colaboras con una tienda offline. Esto es así porque en una imprenta física puedes negociar el precio y ver si consigues un descuento u oferta especial si el volumen de copias es muy elevado.

Ten en cuenta que, en caso de que te equivoques y se imprima lo mismo en todos los ejemplares, tendrás que gastar una cantidad adicional de dinero para que te arreglen las cosas. En comparación, cuando vas a una tienda física y no te gusta algo de la primera copia, puedes cambiar las cosas y conseguirlas de la forma que quieras.

6. No hay asistencia personal

Lo último de lo que vamos a hablar es de la asistencia personal. A veces no sabemos lo que queremos y necesitamos que alguien nos ayude. Aunque la mayoría de las imprentas online tienen atención al cliente y estarán ahí para ayudarte, es diferente cuando puedes ver todo en persona.

Es difícil decidir el tamaño, los colores o la calidad de los materiales sin verlos y, una vez que se hace la elección, no se puede volver atrás y cambiar las cosas si no nos gustan. Además, si sólo imprimes una copia para ver si te gusta, tardarás más tiempo, lo que se considera un inconveniente.

También pueden interesarte estos artículos:

No dudes en recurrir a nuestros servicios de Ferysu, somos expertos en sacarle el mayor partido a tu trabajo. ¡Contacta con nosotros para cualquier duda o petición!

Ir arriba
Call Now Button